"¿Cómo sabrás si las aves que recorren los caminos del cielo son un inmenso mundo de deleite, cercado como estás por tus cinco sentidos?"
William Blake. El matrimonio del Cielo y el Infierno (1790). Trad. Jordi Doce

miércoles, 28 de agosto de 2013

BOCETOS EN BUSCA DE LA PARTÍCULA DE OAXACA

Entiéndase por partícula la mínima porción de materia que conserva las propiedades del lugar.

viernes, 16 de agosto de 2013

(UNIVERSOS) ENFRASCADOS

4.24 años luz
5.96 años luz
8.58 años luz
La mayoría se concentraba en pequeños dispositivos electrónicos. Tecleaban velozmente, leían mensajes, jugaban minúsculos videojuegos y ejecutaban programas en extremo sofisticados. Otros en cambio, leían papel impreso ya fuera en libros, periódicos o revistas.  Y mientras lo hacían muchos escuchaban música a través de unos pequeños auriculares. También había quien mantenía la mirada fija y perdida en algún lugar indefinido sin llevar a cabo ninguna actividad aparente. El efecto conjunto era de suspensión de la identidad de cada cual. Algo parecía estar fraguándose en muchos de nosotros. Mensajes, mensajes y mensajes. Lecturas trascendentes. Cadenas de pensamientos absorbentes. Como resultado el lugar rebosaba con la ausencia de todos los presentes. Parece ser que la ausencia es una forma muy robusta de espacio. Y cuando digo espacio me refiero a distancia, a que puede medirse en metros o kilómetros o años luz o megapársecs. Asi, algo tan reducido como un vagón de metro puede llegar a adquirir las dimensiones de la Gran Galaxia de Andrómeda. Y como ocurre con todo espacio la gravedad lo distorsiona pero además nuestra presencia lo colorea. A nivel espacial somos un proceso de creación cromática. Ese proceso, ubicado en nuestro cerebro, constituye una de las marcas objetivas de nuestra subjetividad.

Fernando R. Durán

jueves, 8 de agosto de 2013

TORTUGAS DE OAXACA

Azul
Rojo
Verde
Originalmente la tortuga llevaba sobre si misma toda la tierra. Pero un buen día Newton inventó la ley de la gravedad y el mundo se hizo capaz de sujetarse a si mismo. Al anochecer de ese mismo día la tortuga fue despojada de sus montañas y valles, de sus ríos y mares, de sus desiertos y sus selvas. Tanto peso perdió que se elevó hasta el cielo y allí se encontró con los pájaros mientras terminaban de colocar y encender las estrellas y los mundos. La tortuga estaba tremendamente desorientada. No entendía lo que estaba sucediendo. Pero las aves comprendieron. Al fin y al cabo ellas estaban hechas para retirarse a dormir a la caída del sol y despertar con sus primeros rayos. Así que ante la milenaria experiencia planetaria de la tortuga, le cedieron la tarea de cuidar de todos aquellos cuerpos celestes. Y ella por fin comprendió. Aquello era literalmente un Ascenso. Así que desde cierto día de 1685 hasta la fecha es la tortuga la que se encarga de la esfera celeste. Probablemente por eso es por lo que en ocasiones se tiene la sensación de que el cielo fuese un enorme caparazón azul tendido sobre el paisaje.

Fernando R. Durán

martes, 6 de agosto de 2013

GALERIA EKA MOOR ART, DEL 13 AL 30 DE AGOSTO DE 2013

Galería Eka Moor Art, calle Bretón de los Herreros, 56, 28003, Madrid
Exposición colectiva "El mensaje en el arte"

Inauguración oficial el martes 13 de agosto de 2013 a las 20:00




Para más información sobre las actividades y exposiciones en esta galería sigue este link artekagallery