"¿Cómo sabrás si las aves que recorren los caminos del cielo son un inmenso mundo de deleite, cercado como estás por tus cinco sentidos?"
William Blake. El matrimonio del Cielo y el Infierno (1790). Trad. Jordi Doce

viernes, 20 de noviembre de 2015

GANíMEDES

"...
Se trata de la mayor de las lunas conocidas de nuestro Sistema Solar con un diámetro aproximado de unos 5260 Km, es decir, unos 100 Km superior al diámetro de la luna Titán de Saturno, el segundo satélite mayor conocido. Respecto a nuestra luna su diámetro es muy aproximadamente un 50% superior aunque su densidad es de tan sólo 1,9 grm/cm3 lo que indica que está integrada principalmente por agua y rocas.
Su superficie visible presenta un peculiar aspecto a base de manchas oscuras bien definidas sobre un fondo más claro. Sobre éste aparecen numerosas regiones cubiertas por gran cantidad de surcos localmente paralelos y más brillantes que su entorno. Este tipo de terreno resulta característico y exclusivo de esta luna joviana. Por otra parte la superficie del satélite aparece cubierta por cráteres de impacto de aspecto e irradiaciones destacadamente brillantes. Esto es particularmente cierto en las regiones más claras que parecen ser más antiguas y por tanto mucho más craterizadas. Las áreas oscuras por el contrario parecen más jóvenes y su origen se cifra en algún tipo de mecanismo tectónico no conocido..."

Mapa en diagrama de piel de serpiente de Ganímedes.  Fuente: JPL/NASA


Volví a ojear el mapa. Me resultaba tan fascinante como una codificación encriptada que encerrase los infinitos secretos de lugares remotos e inalcanzables llenos de maravilla. En fin, mi imaginación se negaba a ir mucho más allá de lo que ofrecía la escasa resolución de la imagen. Y cerré la web.

Amodorrado me quedé rápidamente dormido sobre el escritorio. Y entonces, después de un lapso de tiempo que me resultaría imposible de determinar, vi que un objeto remoto se aproximaba rápidamente hacia mi. Y supe que me buscaba y que yo lo buscaba. La distancia desapareció como si no fuese nada. Pude ver entonces que estaba dotado de varios giros y presencias que se materializaban y desmaterializaban en sus distintas regiones como si solo fueran imágenes, pura luz. Ganímedes. Había allí algo infinitamente ajeno y fascinante que no resultaba aterrador. Y con el presentimiento de una revelación quise preguntar pero la pregunta ya estaba hecha.



"Las cosas no son la misma cosa 
que la explicación de las cosas. 
El misterio es irreductible
y la luz no es lo contrario de la oscuridad.
Por ese motivo no es preciso el miedo
y el terror no es necesario para la magia.
Igual que se descorre el velo azul 
a pesar de vuestros ojos
se descorre el velo negro
a pesar de vuestros ojos."

 Entonces desperté. Y volví a no saber nada.


Fernando R.Durán


lunes, 21 de septiembre de 2015

lunes, 14 de septiembre de 2015

GALERÍA YURI LÓPEZ KULLINS DEL 19 DE SEPTIEMBRE AL 12 DE OCTUBRE DE 2015

Galería Yuri López Kullins
Avenida Baja California 349, colonia condesa, delegación Cuauhtémoc, México DF
Exposición colectiva "Axiomas"
Inauguración oficial el viernes 19 de septiembre de 2015 a las 19:00




jueves, 10 de septiembre de 2015

POR MÁS LEJOS QUE BUSCAMOS SEGUIMOS SIN ENCONTRAR NUESTRO LUGAR


"Japeto" (2015) 108 cm Óleo sobre lienzo y tabla
"Ganimedes" (2015) 108 cm Óleo sobre lienzo y tabla

viernes, 28 de agosto de 2015

SOLARIS




"La solarística, decía Muntius, es un sucedáneo de religión de la era cósmica, fe disfrazada de ciencia; el Contacto, el objetivo que pretende, no es menos vago y oscuro que el trato con los santos o el sacrificio del Mesías. Empleando fórmulas metodológicas, la exploración equivale a la liturgia, el humilde trabajo de los investigadores se traduce en espera de una epifanía, de una Anunciación, ya que no existen ni deben existir puentes entre Solaris y la Tierra. Ese paralelismo obvio, al igual que muchos otros (falta de experiencias comunes, carencia de ideas transmisibles) es rechazado por los solaristas, de la misma forma que los creyentes rechazaban los argumentos que cuestionan su dogma de fe. ¿Qué es lo que espera la gente que suceda una vez establecida la "conexión informativa" con los mares inteligentes? ¿Un registro de vivencias relacionadas con una existencia interminable, tan remota que no recuerda ni siquiera sus inicios? ¿La descripción de los deseos, pasiones, esperanzas y sufrimiento liberados durante los momentáneos partos de las montañas vivas? ¿La transformación de la matemática en existencia encarnada, y de la soledad y el abandono en absoluta plenitud? Todo ello constituye una amalgama de conocimientos intransferibles y si intentamos traducirlos a cualquier lengua terrestre, los valores y los significados pretendidos se perderán, quedándose por siempre al otro lado. En cualquier caso, los ´fieles´ no esperan ese tipo de descubrimientos, más dignos de la poética que de la ciencia, no; sin darse cuenta, lo que de verdad esperan es una Revelación que les explique el sentido del ser humano en sí. La solarística es, pues, un sepulcro de mitos ya fallecidos, una manifestación de añoranzas místicas que los labios humanos no se atreven a pronunciar en voz alta; su piedra angular, escondida en lo más hondo de sus cimientos, la constituye la esperanza de la Redención."

"Solaris", Stanisław Lem, 1961


Tras leer la novela de Lem me resultó claro que hablaba de la realidad como Misterio profundo y esencial. Me fascinó pero a la vez sentí una necesidad de manifestar que ese Misterio es absolutamente accesible a todos nosotros. "Solaris" es adjetivo latino traducible por "solar, del sol". Por lo dicho antes tenía que referirse a la luz y por extensión a toda la realidad que esa luz nos descubre. Hasta la más próxima y desgastada por las rutinas y urgencias cotidianas. Y como todo esto me asaltó con un café en la mano, cosa que no es para nada insólita dado la afición que le tengo a esta bebida, busqué a Solaris ahi, en el café. Supongo que lo "normal" sería que esta historia se acabase aquí, pero no, aún quedó un pequeño capítulo. Y es que después de haber realizado esta serie de fotografías empleando el vaso de café del desayuno me enteré de que en el rodaje de "Solaris" (Andréi Tarkovski, 1972) se habían empleado precisamente cafés para simular la imagen del planeta. Llamemos casualidad a este peculiar contacto con lo real.

Fernando R. Durán

martes, 25 de agosto de 2015

LAS ESTRELLAS

Las estrellas, y me refiero a esas que podemos ver en el cielo nocturno, son espejos que nos traen la luz de lugares remotos. Llegué a esta conclusión viajando a lo largo y ancho del mundo. Cuando me hallaba lejos, desubicado, con casi todas las referencias de mi vida habitual perdidas. Entonces, en la noche, miraba a las estrellas y sus figuras invariables a escala humana. Sin duda su luz era el reflejo de la luz que en esos momentos iluminaba el lugar remoto del que yo procedía y la distancia desaparecía. Como si uno viajase a la velocidad de la luz. Afortunadamente este viaje estelar es completamente reversible. Y, cuando la rutina pretende apagarlo todo, me descuelgo desde el cielo nocturno a lugares lejanos, entre otras gentes y circunstancias para iluminar de nuevo la luz.
    Hoy me acordé de las estrellas porque amaneció un cielo espléndido en Ciudad de México. Un cielo que me transportó inevitablemente a Madrid, como si hoy el cielo entero, y no sólo las estrellas, fuese un espejo. Y caí en la cuenta de hasta que punto aqui es difícil ver luz de lugares remotos. Las noches están habitualmente nubladas o veladas y son escasísimas las estrellas, los espejos, en los que uno puede mirar su rostro de tierras lejanas.

Fernando R. Durán

domingo, 16 de agosto de 2015

VERSIÓN CELESTE

Todos vivimos con los pies en la tierra y bien sujetos a ella. Las rutinas cotidianas en unos casos, la lucha por la subsistencia en otros, nos otorgan tal peso que incluso nuestra imaginación queda totalmente atrapada, mitigada, reducida a un punto. Atados a todos los niveles por la gravedad, esa cosa que lo quiere reducir todo a un punto. Y se trata precisamente de lo contrario. No para sumirse en un mundo de fantasías desatinadas sino para abrir la Puerta a una realidad infinitamente mayor que la cotidiana y a la que estamos necesariamente abocados a prestar atención para seguir siendo fieles a nuestra propia naturaleza humana.

El camino del conocimiento científico ha agotado nuestros ojos, ha encontrado colores imposibles. Citando a William Blake, hoy más que nunca se trata de no ver con el ojo, sino a través del ojo. Los esquemas, los conceptos, las interpretaciones, la matemática, la imaginación... son el único modo que tenemos de dotar de cierta sensorialidad a una realidad inabarcablemente mayor que nosotros. Es por esto que, en cierto sentido, necesitamos aprender a ver de nuevo.


Systema Saturnium. Christiaan Huygens. 1659


Aqui es donde se engrana la versión Celeste. Un hombre que en vez de encaminarse hacia el raquitismo reduccionista, hacia la cárcel de los ojos, comienza a buscarse en todas las direcciones simultáneamente en busca de la resonancia con el todo. Un hombre que se busca en el macrocosmos del Cielo y en el microcosmos del Inframundo. Y en esa búsqueda adquiere necesariamente un fuerte sentimiento de vacío ante la creciente inmensidad que lo permea y lo enrarece hasta diluirlo casi por completo, casi desintegrándolo en un débil eco de señales portadoras de imágenes y palabras que se pierden en los espacios infinitos y en los infinitesimales, y ante lo cual sólo puede sobrevivir y sobreponerse estableciéndose en el asombro y la maravilla del profundo Misterio Universal.

Fernando R. Durán


lunes, 20 de julio de 2015

BLANCO DE LUNA

Si alquien nos pidiese que asociásemos un color con la luna la mayoría de nosotros elegiría el blanco. Seguramente esto y su fulgor en la noche fue lo que hizo que los alquimistas asociaran a la Luna con la plata. Sin embargo como todo el mundo ha podido comprobar en uno u otro momento el disco de nuestro satélite aparece manchado con zonas más oscuras, que uno diría son grises, y que jugando con la imaginación han originado historias como las de la cara en la luna o el conejo en la luna. Imperfecciones en un espejo de plata. Pues parece que no. Resulta que la luna si tiene color, aunque tan sútil y tan deslumbrado que es muy difícil de apreciar a simple vista. Digamos que hay zonas más azuladas y zonas más rojizas. El origen de estos colores parece encontrarse en diferencias del terreno en cuanto a composición química. Las regiones más rojizas parecen ser ricas en óxido de hierro (FeO) mientras que en las más azuladas tenemos gran abundancia de dióxido de titanio (TiO2). De hecho parece ser que la abundancia de los elementos químicos en la luna es muy similar a la terrestre excepto que es más rica precisamente en hierro y titanio. Así que la luna tiene poco que ver con la plata y si queremos relacionarla con un elemento lo natural sería pensar o bien en el hierro o bien en el titanio.


Bocetos de la Luna. Galileo Galilei. 1609

 Tradicionalmente el hierro siempre ha estado asociado con Marte y las sucesivas observaciones del planeta han ido corroborando lo acertado de esta asociación dado que el óxido de hierro es muy abundante en su superficie y responsable de su distintivo color rojizo. De hecho, siguiendo la tradición alquímica los pintores hace ya tiempo que tenemos memoria de Marte en nuestra paleta con colores como el negro Marte, el rojo Marte, el pardo Marte, el amarillo Marte y el violeta Marte, todas ellas pinturas elaboradas con pigmentos basados en el óxido de hierro, que como ya hemos dicho es muy abundante en el planeta rojo y responsable de su color. Es curioso, porque de hecho se trata del único planeta homenajeado de tal manera. El planeta asociado con la violencia, los conflictos y en definitiva con la sangre y la guerra. Sin duda por estos motivos se le ha prestado tanta atención y se le han concedido tantos honores. Tristemente no hay ni rastro en nuestra paleta de Mercurio, ni de Venus, ni de Júpiter, ni de Saturno... ni de ningún otro planeta o cuerpo celeste, ni siquiera del Sol ni de la Luna. Tengo la voluntad, al menos en lo que respecta a mi ámbito personal, de cambiar esta situación. Quiero que haya algo más que violencia en mi selección de colores. Dicho lo cual vuelvo a la Luna y a su superabundancia en hierro y titanio. Obviamente asociarla con el hierro sería echarnos de nuevo en brazos de Marte. Sólo nos queda el titanio. Y he aqui que uno de los pigmentos más ampliamente empleados hoy en día en la pintura artística es el blanco de titanio. Este pigmento está compuesto tan solo por dióxido de titanio que recordemos es muy abundante en la Luna y confiere al terreno un cierto matiz azul. Pues bien, ¿por qué no homenajear a nuestra hermana cósmica rebautizando al blanco de titanio como blanco Luna?

Fernando R. Durán

jueves, 18 de junio de 2015

SUEÑO Y VIGILIA EN LA MADRUGADA DEL 18 DE JUNIO DE 2015

Abrí los ojos a la noche e inmediatamente mi mirada fue arrastrada por una llamarada azul de tonos centelleantes que se manifestaba a cierta altura sobre los pies de la cama en la que me encontraba tumbado. Era de tal entidad que atrapó todo mi ser en una especie de delirio de terror y fascinación. En realidad no podría definirlo en absoluto. Era esa probablemente la más sublime y aterradora de sus cualidades. Algo que hacía que sintiera la existencia con una intensidad difícil de soportar. Algo, allí, en mi dormitorio, que no podía identificar con nada, que no era semejante a ninguna otra cosa, que pertenecía palpablemente a un ámbito ajeno a lo cotidiano. Afortunadamente, la visión se mantuvo un lapso de tiempo muy breve, unos segundos tan solo. Después sobre el techo del dormitorio tan sólo quedó el recorte de luz que desde las farolas de la calle se filtraba a través de las láminas del estore. Para mi tranquilidad aquella luz había dejado de ser aterradora. Pero para mi desazón también había dejado de ser fascinante.

Fernando R. Durán

martes, 28 de abril de 2015

GALERÍA YURI LÓPEZ KULLINS, DEL 1 AL 25 DE MAYO DE 2015

Galería Yuri López Kullins
Avenida Baja California 349, colonia condesa, delegación Cuauhtémoc, México DF
Exposición colectiva "Irreverentes y protocolarios"
Inauguración oficial el viernes 1 de mayo de 2015 a las 19:00



sábado, 21 de febrero de 2015

CEREMONIAL



Vístete con la indumentaria blanca de los niños y cuida particularmente tu calzado puesto que las lunas son ligeras bailarinas. Si usas sombrero descúbrete ante el horizonte. Si usas reloj de pulsera déjalo solo en una habitación cerrada. En una esfera de vidrio hueca coloca cien botones que previamente habrás infiltrado de luz estelar dejándolos al raso al menos durante toda una noche despejada. Cada uno de ellos estará ligado a mil millones de mundos de modo que con los cien congregaremos a los cien mil millones de mundos que se estima existen en nuestra galaxia. Si no estás en un lugar abierto bajo el cielo de una noche despejada ,apaga las luces y enciende algunas velas. Dibuja o delimita de otro modo que prefieras un área circular sobre el suelo y ubícate en su interior. Entonces con la esfera de vidrio en una de tus manos irás dejando caer con la otra mano los botones sobre el suelo. Así sembrarás tu propio vínculo con los mundos y mientras lo hagas debes repetir varias veces, y en voz alta, la siguiente fórmula verbal:

"Os imploro a vosotras, lunas, para que me concedáis vuestra ligereza y así mi mirada pueda escapar de su jaula. Sea vuestro favor conmigo para poder ser así con vosotras y con todo el Universo sin que parte alguna me ciegue el resto. Lunas, bellas, frías o calientes, húmedas o secas, conocidas o desconocidas, brillantes u oscuras, gigantes o diminutas, fértiles o estériles, bellas, yo os pido que me respondáis en esto."

Fernando R. Durán

miércoles, 11 de febrero de 2015

EN RESUMIDAS CUENTAS: NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2014

RESUMEN 2014
"La sombra no existe, lo que tú llamas sombra es la luz que no ves"
Henri Barbusse





"3,5K ART SHOW"
Feria de arte, Casa-galería Cuernavaca 71, colonia Condesa, México DF
29 de noviembre a partir de las 12:00





"FICCIONARIO"
Galería Aguafuerte, calle Guanajuato 118, colonia Roma, México DF
Del 27 de noviembre al 07 de diciembre de 2014